APRENDE A DOMINAR TU MENTE EN EL AHORA

POR Rafael Redondo Gonzalez
24/11/2020

Párate un segundo a pensar, ¿en qué momento estás en la linea del tiempo?

Piensa de verdad si tu cabeza está en un tiempo pasado, en el presente o en un acontecimiento futuro.

Uno de los motivos por el que no nos encontramos bien, es por no estar viviendo el presente como realmente se merece.

Si no estás viviendo, saboreando y agradeciendo este precioso momento, NO ESTÁS VIVIENDO.

Puede que tu cabeza esté en un acontecimiento pasado, algo que no has resuelto, algo que te tiene marcado y no te deja avanzar, llevas un peso, un gran peso en tu mochila que no te permite disfrutar del ahora.

También puede, que tu cabeza esté en un acontecimiento futuro, algo que no existe recuerda, porque todavia no ha sucedido, pero algo también te impide disfrutar. En este caso puede estar ocasionado por dos vertientes, una puede ser que estés deseando que llegue un momento, como unas vacaciones y la otra es que te estés adelantado a un problema que crees que puede llegar a pasar.

En el primero de los casos, en el caso de que estés deseando que lleguen esas vacaciones por ejemplo, el problema es que hacemos una cuenta atrás, teniendo como único objetivo ese día marcado en el calendario, pero ¿qué ocurre con el resto de días?, los desechamos, nos estorban y queremos que pasen rápido para que llegue ese ansiado día. De esta manera es imposible que puedas disfrutar la vida, y todo lo que la envuelve.

En el segundo de los casos, cuando tienes miedo a que ocurra algo en un futuro, te estás agobiando, te estás preocupando por algo que no sabes si va a pasar o no, ese "problema" solo está en tu cabeza, no existe y te estás angustiando por algo irreal, que también te está impidiendo disfrutar de lo realmente importante, el presente.

Mira, en el caso del pasado, la estrategia que te dejo en este artículo es que soluciones esa cuenta pendiente, haz todo lo que tengas que hacer para liberarte, perdónate, perdona a alguien, habla con esa persona con la que tuviste un conflicto, avanza en ese suceso que ocurrió y sánalo, haz todo lo que tengas que hacer para poder liberarte y avanzar, elimina rencores, pesares... que te lo están impidiendo.

En el caso del futuro, está muy bien y es necesario incluso tener ambiciones futuras, pero nunca nunca nunca deben quitar el protagonismo al presente. Y por supuesto no centres tu atención en alguna preocupación irreal, cuando eso te ocurra, párate mira a tu alrededor y observa lo primero que veas que te hace sentir bien, agradece tenerlo en ese momento cerca y disfrutalo, esta estrategia hará que desconectes de esa película de terror futura que no existe.

Disfruta siempre siempre siempre del presente, es el único sitio en el que estás, el pasado ya pasó, y el futuro no es real, además cuando llegue el futuro, lo hará en forma de presente, ¿no crees?

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de tus hábitos de navegación y realizar estudios estadísticos, mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias y compartir o mostrar contenido de este sitio web en redes sociales. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la utilización de cookies. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.